Cosas que aprendí de mi pastor
 
XII.- ADORAR ES VITAL (Efesios 5:18, 19)
En Calvary Chapel se le da gran énfasis a la música y a la adoración. Adorar no es sólo un ejercicio de calentamiento para el sermón, es realmente entrar a lo más santo de todo, llegar a sus puertas con acción de gracias y a sus atrios con alabanza. Jesús dijo que el Padre está buscando a aquellos que le adoren en espíritu y verdad.
Camino atrás cuando Calvary Chapel empezaba, había una señal afuera en el frente que decía “Jesucristo es el Señor, adórale con nosotros”. Esta es la verdadera adoración – adorar a Jesús.
Nos gusta mantenernos lejos de artistas cristianos, donde la congregación sólo observa como otros adoran, mejor favorecemos la participación y la adoración a la que todos pueden entrar.
También no nos gusta hacer énfasis en los cantos que son para Jesús en lugar de los que sólo hablan de Jesús. Estamos cantándole a Él, adorándole a Él, amándole a Él. No estamos nada más llenando espacios – hasta que llegue el último asistente y consiga sentarse.
Tú puedes ver a una iglesia que se está moviendo con el Señor. El santuario se llena temprano, la gente procura sentarse en el frente y canta con todo su corazón. Es de vital importancia que la adoración sea verdadera, brote del corazón y sea inspirada por el Espíritu Santo.
        
 
 
 XIII.- TEOLÓGICAMENTE BALANCEADOS (Timoteo 4:6, 2 Timoteo 2:23-26)
El pastor Chuck ha procurado siempre evitar aquellas discusiones que sólo sirven para dividir el cuerpo de Cristo, y como una vez lo dijo “Cuando el cuerpo de Cristo está dividido, ¿quién es el que sangra?”.
Calvary Chapel es única en el mundo hoy día, porque suple necesidades que otras iglesias no suplen.
De un lado del espectro, existe una forma de pentecostalismo con la expresión emocionalista de “carismanía”, haciendo énfasis de los dones del Espíritu a costa de la Palabra de Dios. Al otro lado del espectro está el fundamentalismo con su oposición a los dones del espíritu. En Calvary Chapel creemos en y permitimos la operación de todos los dones del Espíritu, pero siempre decentemente y en orden. Nosotros creemos que el espíritu Santo nunca se interrumpe así mismo, por ejemplo, hablar en lenguas y profecía no se permite mientras se esta ministrando su Palabra. Calvary Chapel es el balance entre pentecostalismo y fundamentalismo.
En otro espectro están los Calvinistas que enseñan que Jesús murió sólo por sus elegidos, que el hombre no tiene voluntad libre, que un grupo es electo para el cielo, otro para el infierno y no hay nada que tu puedas hacer al respecto. Contrario a ellos están los Arminianos que olvidan la soberanía de Dios y creen que una persona debe volver a nacer cada vez que peca. Una vez más, Calvary Chapel es el balance de las dos. Como dijo el pastor Chuck: “Creo que una vez que Dios salva, para siempre salva, si permaneces en Cristo”. La Biblia enseña la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre; enseña la seguridad del creyente y la perseverancia de los santos. Nunca podremos intelectualmente reconciliar estos dos; sólo necesitamos aceptar el hecho de que Dios es más grande de lo que nosotros somos y enseñar todo lo que la Biblia dice.
Hay otras áreas donde tendemos a perder el balance. Algunos grupos predican contra el aborto pero descuidan el evangelio. Otros se involucran en tanta sicología, que se olvidan de las Escrituras. Mantente en balance. Habla la verdad de la Palabra de Dios.
      
XIV.- UNE A LA GENTE EN ORACIÓN Y MANTENLOS ORANDO (1Samuel 12:23; Lucas 21:36; Mateo 6)
Jesús dijo que el hombre debe siempre orar y no desmayar. Samuel dijo que sería pecado contra Dios dejar de orar por la gente. Pablo oró fervientemente por los filipenses.
La oración es la fuerza vital del ministerio. La iglesia se mueve y avanza sobre sus rodillas. Cada ministerio exitoso ha tenido tras de él guerreros dedicados a la oración.
Se creativo. Pon a la gente a orar. Circula peticiones de oración, destina cuartos de oración, organiza reuniones de ancianos, lo que sea. Ponlos a orar. Y después mantenlos orando.
La oración no es un medio para convencer a Dios de darnos lo que queremos, es más bien el medio por el cual participamos en hacer su voluntad. Es el canal a través del cual Dios trabaja. La oración mueve el corazón de Dios. Satura tu ministerio de oración. Señor enséñanos a orar.
    
XV.- CUANDO ENFRENTES ALGO QUE NO ENTIENDES, RECURRE A LO QUE SI ENTIENDES(Proverbios 3:5,6)
El pastor Chuck me dijo la frase de arriba cuando mi hijo mayor murió. A menudo en la vida nos enfrentamos con cosas que no entendemos. Como pastor joven tenía todas las respuestas y no había algo que no entendiera. Pero…, ahora sé que hay mucho que yo no sé.
La gente a menudo viene con nosotros con preguntas que no tienen respuesta. ¿Por qué Dios permite esto? ¿Por qué esta pasando esto? Nuestra mejor respuesta es decir simplemente que no lo sabemos, pero hay cosas que si sabemos. Sabemos que Dios es amor. Sabemos que nuestros pecados nos han sido perdonados. Sabemos que Jesús nunca nos dejará. Sabemos que seremos llevados al cielo. Sabemos que su Palabra es verdad.
Cuando te enfrentes con algo  que no entiendas, echa mano de lo que si entiendes. Se real y honesto con su pueblo. No pretendas ser algo que no eres o saber algo que no sabes. No pretendas tener todas las respuestas, se tú mismo. Ama a Dios y a su gente.
Hay muchas cosas que desconocemos. Pero, por otra parte, Dios nos ha revelado a través de su Palabra todo lo que necesitamos saber para esta vida. Tranquilízate a ti mismo, humíllate a ti mismo, permanece en la Palabra de Dios. Declara su revelación a otros, no tus propias especulaciones o pensamientos filosóficos.
         
XVI.- SE PASTOR (NO EMPLEADO) (Juan 14:16)
Has de tu gente la mejor alimentada, las ovejas mejor amadas de toda la tierra. El regalo más grande es el amor. Cierta vez en su ministerio, el pastor Chuck oraba por los dones del espíritu, el Señor le habló y le dijo que Él ya le había dado el más grande de todos los dones, el don del amor.
El sumo sacerdote llevó en su pecho las piedras que representaban a las doce tribus de Israel. Pablo llevó a los creyentes en su corazón. Lleva al pueblo de Dios en tu corazón, ámalos, sírveles, procura su bien en todo.
El pastor da su vida por el rebaño. Se sacrifica. Muere a las ambiciones de la carne. Sirve a los santos de Dios con amor. Sirve. Da. Ministra. Cuida de su pueblo. Los ama. Los alimenta con la Palabra pura de Dios.
El empleado busca su propio beneficio. Él esta ahí por su prestigio, posición, dinero, o por ver satisfechas sus necesidades. Y cuando las cosas se ponen difíciles, se va, se rinde o renuncia.
No renuncies. No te rindas. Claro que algunas veces es difícil. Chuck y Kay se pasaron 17 años pastoreando diminutas iglesias, se cepillaban los dientes en el traspatio porque no tenían instalación de cañería. Chuck y su hermano Paul se dormían en sus carros en los que viajaban predicando y testificando, persistieron. Persevera. Dios te ha llamado. Has tu trabajo como para Él.
Muere a ti mismo y con amor alimenta al rebaño con estudios de la Biblia, versículo por versículo. Ámalos, ellos son sus ovejas. Has que sean las ovejas mejor alimentadas, las ovejas más amadas sobre toda la tierra.
        
XVII.- DIOS ESTÁ MÁS INTERESADO EN EL MINISTRO QUE EN ELMINISTERIO (Juan 21:20-25)
La razón por la cual Dios te puso en el ministerio es porque te ama. Él realmente no necesita de tu experiencia o habilidad. Él podría levantar a las mismas piedras para que predicaran si quisiera.
No, Él no nos necesita, pero Él nos quiere. Él quiere relacionarse con nosotros, profunda, personal, íntima y continuamente. Él desea tu corazón, no sólo tu servicio.
Tu relación personal con Jesús es vital. Pasa tiempo en la oración y en la Palabra –no la estudies sólo para preparar sermones, sino para conocer a Dios-. Conocerle es mucho más importante que servirle. Conocerle es la razón por la cual existes, y la razón por la cual Jesús te redimió con su preciosa sangre en la cruz..
“El cristianismo es como el sarampión”, acostumbraba a decir el pastor Chuck, “Tu tienes que tenerlo para poder darlo”. No puedes llevar a la gente a Jesús más cerca de lo que tú estás. No puedes compartir lo que no tienes.
Se un hombre de oración. Se un hombre de su Palabra. Se un hombre que camine con Jesús como lo hizo Enoc. Se un hombre conforme al propio corazón de Dios, como David.
Jesús nos acerca, nos toma en lo más profundo de su corazón. Jesús vive en tu corazón, ahora… vive tú en su corazón.