Gobierno de la Iglesia

Calvary Chapel difiere de la mayor parte de las iglesias en su estilo de gobierno. La mayoría de las iglesias denominacionales mantiene ya sea una forma de gobierno congregacional, presbiterial, o episcopal al manejar sus iglesias. Estos tres términos no deben confundirse con las denominaciones que llevan esos nombres, porque otras iglesias de diferentes nombres comparten el mismo estilo de gobierno.

La forma de gobierno congregacional es un invento norteamericano, que apela a nuestro sentido de democracia. Básicamente, la congregación como un todo toma todas las decisiones en esas iglesias ya sea votando en las cosas de importancia o nombrando comités de entre sus propios miembros para llevar las operaciones diarias de la iglesia. La mayoría de las bautistas, pentecostales e iglesias no denominacionales se organizan de este modo. La congregación decide en contratar un pastor, en cómo gastar el dinero y en cualquier otros aspecto de importancia. Aunque a las personas democráticas les guste esta idea, la forma congregacional de gobierno causa que las ovejas dirijan al pastor que está supuesto a liderarlas, y reducen al pastor a ser un simple empleado.
 
La forma de gobierno episcopal, usado por los católicos, anglicanos, ortodoxos y metodistas (por mencionar algunos) es controlada por una jerarquía ecclesial la cual tiene diferentes nombres. Básicamente hay un obispo, o alguien similar en estatura llamado por diferentes nombres, que supervisa las iglesias, designa pastores en los púlpitos, dirige las políticas de gobierno y lidera la visión de todas las congregaciones locales. Tristemente este estilo de gobierno, que creció con las monarquías europeas, le dejan muy poca libertad al pastor local o congregación a seguir la guía del Espíritu.
 
La forma de gobierno presbiterial, que es típica de las iglesias reformadas presbiterianas y tradicionales, pone las decisiones de la iglesia en un grupo selecto de ancianos (el presbiterio) que son llamados de varias formas diferentes, dependiendo de la iglesia. Estos ancianos están sobre el pastor, quien a su vez, está sobre la congregación. El problema acá también es que el sistema pone al líder levantado por Dios, el pastor, bajo algunos de aquellos que se supone él debe liderar.
 
Las Calvary Chapel se organizan en forma diferente. La forma de gobierno en Calvary Chapel es muy simple, no hay una compleja burocracia, los comités y subcomités no existen. Básicamente en Calvary Chapel creemos que el pastor es el responsable por la iglesia, responsable de oír a Dios y responsable de amar y alimentar a su pueblo fielmente. Los ancianos son nombrados en las iglesias grandes para ayudar al pastor a cuidar de las necesidades espirituales de la congregación, y los diáconos son nombrados para ayudar al pastor a cuidar de las necesidades materiales de la iglesia.
 
En adición, nuestras iglesias tienen directorios como lo requieren la mayoría de los estados, el cual varía en tamaño dependiendo del tamaño de la iglesia, y que usualmente está formada por empresarios cristianos maduros quienes aconsejan al pastor con respecto a las operaciones y decisiones de la iglesia referente a administración e inversión. En Calvary Chapel no se enfatiza la organización ecclesial, sólo se establece la organización que es necesaria para manejar la iglesia. El pastor guía a la iglesia conforme él es liderado por el Espíritu Santo, y nosotros confiamos que Dios coloca pastores donde Él quiere que estén.