Qué no creemos

Nosotros en Calvary Chapel rechazamos algunas de las doctrinas populares de ciertos grupos cristianos porque creemos que están escrituralmente erradas. Esto no significa que no tengamos amistad con aquellos que sostienen estos puntos de vista, esto simplemente significa que estas posiciones están fuera de los límites de lo que constituye la iglesia Calvary Chapel.

Por ejemplo, rechazamos el amilenialismo, el post-milenialismo, así como la postura del rapto de la iglesia en el medio de la tribulación. En Calvary Chapel somos pre-milenialistas y pre-tribulacionistas con respecto al rapto.

También rechazamos la creencia, sostenida por algunos pentecostales y carismáticos de que el cristiano puede ser poseído por demonios. Las Escrituras dicen “mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo”, lo que hace que no tenga sentido que en un cristiano puedan morar simultáneamente ambos, el Espíritu Santo y espíritus de demonios. Los cristianos pueden ser atacados por demonios, pero nunca pueden ser poseídos o controlados por ellos.

También rechazamos “los cinco puntos del calvinismo extremista”. Para un entendimiento más profundo de lo que es el calvinismo, vean el último capítulo de este libro “Calvinismo, Arminianismo y la Palabra de Dios”, pero para nuestros propósitos acá, es suficiente decir que Calvary Chapel rechaza dos de los cinco puntos del calvinismo..

Primero, el calvinismo enseña que la expiación en la cruz fue limitada, esto es, que Jesús murió sólo por un grupo de escogidos, sus “elegidos”, y no por los pecados del mundo entero. En Calvary Chapel, creemos que Jesús murió en la cruz por todos los pecados de todas las personas, y que cualquiera que quiera puede aceptar a Jesús como su Señor y salvador y nacer de nuevo. Los calvinistas que sostienen estrictamente sus cinco puntos, creen que sólo los electos pueden ser salvos y que Dios ha elegido a otros para que pasen al eternidad en el infierno.

Segundo, nosotros rechazamos la enseñanza calvinista llamada “gracia irresistible”, que es la creencia de que el hombre no puede, aun si lo quisiera, resistir el enamoramiento y el llamado de Dios para salvación. Por el contrario, en Calvary Chapel creemos que el hombre tiene libre albedrío y que puede resistirse al llamado de Dios si así desea hacerlo. Por tanto, aquellos que endosan los cinco puntos del calvinismo, están fuera de los límites de lo que define a Calvary Chapel.

En Calvary Chapel, también rechazamos la enseñanza de la “confesión positiva” que es una doctrina enfatizada por los maestros del movimiento de fe, que dice que nosotros como seres humanos podemos tener salud y riqueza ilimitada, porque nosotros, como Dios, tenemos la habilidad de crear nuestra propia realidad por la confesión de nuestros labios. Esta gente enseña que si una persona confiesa constantemente salud y riqueza, esto es lo que exactamente tendrán, y en consecuencia, los cristianos que viven en pobreza y enfermedad se están quedando con muy poco de lo que es su completa herencia en Cristo. En Calvary Chapel, creemos que varios creyentes tanto en la Biblia como en la vida diaria, son afligidos, no porque su confesión sea mala, sino simplemente porque somos peregrinos en este mundo.

Nosotros creemos que la doctrina de salud y prosperidad son una perversión de las Escrituras y se suele usar para aprovecharse del rebaño de Dios. Nosotros no creemos que Dios pueda ser mandado por el hombre a sanar o proveer, sino que siempre debemos someternos a Su voluntad perfecta inclusive en los tiempos de aflicción.

Adicionalmente rechazamos la enseñanza que usa la profecía humana para reemplazar a la Palabra de Dios. Hay algunos grupos cristianos por ahí que dicen tener profetas y apóstoles que tienen el mismo rango que aquellos que escribieron la Biblia. Aun más, ellos afirman que sus profecías están por encima de la Palabra de Dios. En Calvary Chapel creemos que la Biblia es la autoridad final y la completa palabra de Dios para su iglesia hoy, y que ninguna profecía o enseñanza podrá alguna vez reemplazarla.

Algunas iglesias han incorporado a sus programas de enseñanza, sicología secular y filosofía, creando sermones que están basados más en la teoría humanista secular que en la Palabra de Dios. Mientras que respetamos a nuestros amigos creyentes que trabajan en áreas relacionadas con la salud mental, nosotros en Calvary Chapel creemos que la misión central de la iglesia es proclamar la Palabra de Dios a un mundo perdido y sufriente. Aun más, ha sido nuestra experiencia comprobar que la sicología humanista y la filosofía usualmente hacen más daño que bien, y la gente responde mejor cuando la Palabra de Dios es proclamada en amor y en el poder del Espíritu Santo. Es la Palabra de Dios la que cambia las vidas para bien. En Calvary Chapel todos nuestros servicios y reuniones se mantienen centrados en la enseñanza específica de la Biblia.

Esto no significa que nosotros nos oponemos a la labor de profesionales cristianos dedicados a la salud mental; por el contrario, nosotros le damos gracias a Dios por ellos. Nuestro punto es simplemente que en los servicios de nuestra iglesia, enfatizamos la enseñanza de la Palabra de Dios.

Y finalmente Calvary Chapel rechaza el énfasis exagerado en los dones espirituales y la experimentación de señales y prodigios con la consiguiente exclusión de la enseñanza bíblica. Otra vez, somos un ministerio basado en la Biblia y que evita los programas y artimañas, y está a favor de una enseñanza simple de la Palabra de Dios en amor a su pueblo. En nuestros servicios, nos enfocamos en una relación personal con Dios a través de la adoración, oración y enseñanza de la Palabra de Dios. Nosotros ofrecemos tanto estudios expositivos como temáticos, con un énfasis en los primeros; nosotros no permitimos el hablar en lenguas en voz alta durante los servicios porque no creemos que el Espíritu Santo se interrumpiría a sí mismo.